domingo, 3 de abril de 2011

Weiss Damm


Cerveza de trigo que parte de una vieja receta bávara y que cumple la ley de pureza alemana. Espuma media, blanca mate, muy esponjosa y que apenas disipa. Cuerpo de ligero a medio, amarillo pálido, muy turbia, de translúcida a opaca, con carbonatación media y poca burbuja. Poco aroma en el que destaca, sobre todo, el plátano, acompañado de recuerdos cítricos y florales. El sabor, intenso de entrada, pero que poco a poco se diluye, es plátano, cítricos y levadura, muy bien compensados, aunque poco a poco esta última va ganando protagonismo. El final, largo, es frutal, con algo de cítricos y con la levadura que, de nuevo va de menos a más, siendo el regusto que finalmente queda en la boca. Muy refrescante. 4,8% de alcohol.

Servirla fría en un vaso estrecho, alto y acampanado por la boca de los tipos de las cervezas de trigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada